Declaración de Buenos Aires sobre investigaciones médicas

VISTO:

Las modificaciones introducidas por la Asociación Médica Mundial, en Seúl en octubre de 2008, a los artículos 32 y 33 de la Declaración de Helsinki para las Investigaciones Médicas que involucran a seres humanos.

Y CONSIDERANDO que:

La salud es un Derecho Humano básico, aun en contextos de investigación; es esencial, necesario e innato y se vincula con el respeto por la dignidad de la persona humana. Es un bien jurídico, universal e indivisible, no deben tolerarse diferencias que fraccionen su ejercicio, limitando, en algunos casos, su acceso sólo a aquellos grupos privilegiados pertenecientes a países más aventajados.

Son anti-éticas, per se, aquellas prácticas que impongan, por un lado, un estándar de cuidado con acceso a los mejores métodos o procedimientos existentes para los países desarrollados y por otro lado, un estándar de cuidado limitado a los escasos recursos disponibles en los países pobres y vulnerables.

Estas prácticas significan una fragmentación del derecho a la Salud, subordinando los mejores intereses de los sujetos de investigación a pretendidas excusas metodológicas involucrando el uso de placebo, llegando al extremo de legitimar la inequidad social, a través de argumentos factuales y utilitarios.

Por lo expuesto, la XI Asamblea Anual Ordinaria de la Confederación Médica Latinoamericana y del Caribe, reunida en Buenos Aires los días 5, 6 y 7 de noviembre de 2008, DENUNCIA:

Que las modificaciones introducidas, tal cómo CONFEMEL advirtiera en su Declaración de Roatán (República de Honduras), del 28 de agosto de 2008, afectarán en forma negativa la salud de las personas y los pueblos.

Manifiesta además, su firme compromiso a accionar ante los gobiernos de los países que la constituyen, para evitar su aplicación.

Buenos Aires, 6 de noviembre de 2008

En esta asamblea << Acta. Elección de Autoridades. 2008-2010.Colegio Médico de Bolivia >>