Vista general de VIII FIEM web 1110 x600

VIII Encuentro del FIEM

CONFEMEL participó del VIII Encuentro del Foro Iberoamericano de Entidades Médicas (FIEM), del 3 al 6 de junio en Santiago de Compostela, España. 

En el acto de apertura junto al Dr. Carlos Jañez, Presidente de CONFEMEL, participaron el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, la consejera de Sanidad de la Xunta, Rocío Mosquera; el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Juan José Rodríguez; y el presidente del Consejo de Colegios de Médicos de Galicia, Dr. Luciano Vidán, junto a miembros de Delegaciones del Consejo General de Colegios de Médicos de España, de la Ordem dos Medicos de Portugal y de la Confederación Médica Latinoamericana y del Caribe.

En este marco, el presidente de la Confederación Médica Latinoamericana y del Caribe (CONFEMEL) se refirió a los principales aspectos que unen a la profesión médica latinoamericana y española y portuguesa, partiendo, fundamentalmente, del idioma que “nos permite un mayor acercamiento entre ambas medicinas y en la atención global al enfermo”. Asimismo, el Dr. Jañez advirtió sobre nuevos vientos en Iberoamérica que pueden complicar la situación, aunque no dudó de que “la profesión seguirá mejorando la salud”. Por último, agradeció a España y a Galicia la acogida brindada a los miembros de CONFEMEL. En el marco del evento se expusieron experiencias y estrategias en común de cara al fortalecimiento de las estructuras colegiales y profesionales, a partir de siete mesas redondas dedicadas a temas relacionados con la práctica clínica, las consecuencias de la excesiva medicalización, el rol de las organizaciones médicas en el uso racional de los medicamentos, las agresiones a sanitarios, la violencia de género, el comercio de órganos humanos, y la protección social y el aseguramiento.

Además, se estableció el Día Iberoamericano contra las agresiones a profesionales sanitarios, que se determinará con carácter anual e incluirá la realización de diversas acciones conjuntas en el entorno FIEM, tales como la creación de un Grupo de Trabajo específico y permanente así como un Observatorio FIEM contra la violencia al personal sanitario a nivel de cada país y a nivel iberoamericano. Dentro de este marco, se destacó la importancia de fomentar la denuncia, ampliar la formación e información a la población, así como la comunicación entre médicos y la necesaria colaboración de los profesionales.

El Foro elaboró una declaración sobre violencia de género que incluye el compromiso de este organismo en profundizar, dentro de la carrera de medicina el tema de la violencia de género desde la formación inicial hasta la especialización, a efectos de tomar las medidas de prevención y corrección pertinentes, estableciendo asimismo un Observatorio de violencia de género dentro de los países que integran el FIEM y facilitar su denuncia. En el terreno de la gestión, los integrantes de dicho Foro se declararon en contra de la paulatina privatización de los sistemas de salud por parte de algunos gobiernos. La colaboración público privada en la provisión de ciertos servicios de salud puede ser una estrategia útil y necesaria en algunas circunstancias que debe en todo caso agregar calidad y equidad a la prestación. Asimismo, se corroboró que la participación de los profesionales en la gestión es clave para obtener los mejores resultados en el uso adecuado de los recursos y en una  asistencia de calidad y la seguridad de los pacientes. Además, se consideró fundamental que las profesiones sanitarias, especialmente la médica, intervengan, participen y gobiernen el aseguramiento de la responsabilidad civil profesional por errores y efectos adversos; lo contrario pondría en claro riesgo el correcto ejercicio de la profesión estimulando la medicina defensiva y la insostenibilidad de los Sistemas Nacionales de Salud.

 El FIEM concedió suma importancia a la mejora de la política del medicamento y consideró que “desde una perspectiva ética toda nueva terapia o tecnología útil, superior a la anterior, debería ser incorporada a un precio justo siempre que no se comprometan otras necesidades de la sociedad”. Se remarcó, además, la necesidad de implantar la trazabilidad y con ella el seguimiento singular de cada envase de medicamento que permita asegurar fabricante, procedencia, distribución, prescripción y dispensación de cada envase y evitar los casos de corrupción y fraude en el sector de la distribución y dispensación de medicamentos así como la venta de falsificaciones.

Por último, en el plenario se decidió por unanimidad, además de mantener los encuentros anuales, iniciar el proceso de integración de Portugal y España en la estructura jurídica de la Confederación Médica Latinoamericana y del Caribe (CONFEMEL). Luego de cuatro días de exponer experiencias y debatir sobre las diferentes realidades de la atención médica y la labor profesional, el encuentro concluyó con la aprobación de la “Declaración de Santiago de Compostela”, que recoge las principales propuestas consensuadas entre 15 países de ambos lados del Atlántico con el objetivo de dignificar la profesión médica y dotar al paciente del necesario protagonismo. Asimismo, se estableció el compromiso de difundir dicha Declaración entre los colegios y órdenes médicas y las diferentes sociedades científicas y entidades integradas en el FIEM y asumir la necesidad de formación y capacitación de médicos y médicas y estudiantes  en el tema.

Acceda a la Declaración de Santiago de Compostela: 

Declaración VIII FIEM