Resoluciones II Asamblea Anual Ordinaria. Santa Marta, Colombia. Diciembre de 1999

Esta información es la parte 1 de 1 de la II Asamblea Anual Ordinaria
  • Resoluciones II Asamblea Anual Ordinaria. Santa Marta, Colombia. Diciembre de 1999

Comisión Temática N° 1 Seguridad Social

Participantes

David Iebra (Argentina) Miguel Zabaleta Loayza (Bolivia) Francisco Das Chagas Díaz (Brasil) Ricardo José Baptisir (Brasil) Adriana Saldarriaga (Colombia) Alejandro Jaimes Soto (Colombia) Asdrubal Cardona (Colombia) Guillermo Rovira Rosales (Colombia) Herman Redondo Gómez (Colombia) Felícito Montalván (Honduras) José Barsallo Burga (Perú) Fernando Acle (Uruguay) Julio Correa (Uruguay) Jesús Méndez Quijada (Venezuela) Ruben Darío Gallo (Venezuela)

La Comisión 1 de Salud y Seguridad Social propone al pleno de la Asamblea de CONFEMEL, realizada los días 10 y 11 de diciembre de 1999 en la ciudad de Santa Marta, Colombia, la siguiente RESOLUCIÓN:

La Asamblea General de CONFEMEL, considerando:

    1. Que CONFEMEL a través de la Declaración de Porlamar: LA PROFESIÓN MÉDICA EN DEFENSA DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD de mayo de 1998 y la declaración de su I Asamblea General sobre LA REFORMA DE LA SALUD Y LA SEGURIDAD SOCIAL en diciembre de 1998 en Santiago de Chile, aprobadas por el acuerdo unánime de las organizaciones miembro integrantes se ha pronunciado en total rechazo a las políticas sociales y de salud de inspiración neoliberal que se vienen aplicando en los países Latinoamericanos y del Caribe, impulsadas por los organismos financieros internacionales, en particular el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.
    2. Que la evolución de los acontecimientos confirma la certeza de las apreciaciones de CONFEMEL toda vez que en los países donde dicho modelo se están aplicando tales políticas muestran un evidente fracaso en la solución de los problemas de la salud y la seguridad social; ya que las Instituciones generadas por ellas han profundizado la injusticia e inequidad previas, mostrando su ineficacia económica, su carácter contrario al ejercicio de una medicina científica y éticamente fundadas; así como a los efectos destructores de la organización sanitaria pública existente previamente. De ello dan testimonio la situación actual de los países en los que por mayor tiempo y con mayor intensidad se viene aplicando el modelo neoliberal, con el rechazo de la profesión médica, como Chile, Colombia y Perú.
    3. Que en los países de Latinoamérica y el Caribe en los cuales se amenaza con la aplicación de tales enfoques la profesión medica y los trabajadores vienen resistiendo tenazmente, como lo demuestra la lucha de los médicos de El Salvador, Honduras, Venezuela y Argentina.
    4. Que el generalizado fracaso de las políticas de orientación neoliberal ha generado la aplicación de políticas de “ajuste de reformas o de reforma de la reforma” con que sus mentores en los diferentes países buscan desesperadamente salvar el modelo a través de afectar mucho más aún la economía y la calidad de vida de los trabajadores y la población en general, elevando prima e incrementando los copagos y aranceles; disminuyendo costos a expensas del cierre de los hospitales o de disminuir derechos adquiridos de los asegurados o reduciendo drásticamente el personal profesional y no profesional de los servicios públicos.
    5. Que en consecuencia, la situación de salud de nuestros países, teniendo en cuenta las diferencias del grado de desarrollo sanitario, es en general más insatisfactoria y acusa marcadas características de injusticia y discriminación en agravio de sectores mayoritarios de nuestra población que actualmente se debaten en la pobreza y pobreza extrema, desnutrición, desempleo y bajos niveles educativos; cuya continuación no es posible aceptar.
    6. Que en este marco promovemos un sistema un sistema de salud como política de Estado, exigiendo el compromiso de todos los interesados, comenzando con las fuerzas políticas e involucrando a toda la población a través de sus organizaciones, titulares de los destinatarios finales, que reemplace la anarquía imperante en el momento actual, señalando el rol protagónico e irrenunciable del Estado como garante de la equidad social.
    7. Que en este contexto admitimos la salud y la seguridad social como un derecho de la persona humana. En el ejercicio de este derecho, los médicos de Latinoamérica y el Caribe, no aceptamos discriminaciones ni privilegios. Debe ejercitarse dentro de claros principios de UNIVERSALIDAD, UNIDAD, SOLIDARIDAD, INTEGRALIDAD, OPORTUNIDAD, IGUALDAD, JUSTICIA SOCIAL E INTERNACIONALIDAD, sin los cuales no existe seguridad social.
    8. Que pese a que la reforma neoliberal se proclama procuradora de la calidad, la profesión médica debe denunciar que la calidad de atención en salud se ve seriamente afectada por el imperativo del mercado de que los bajos precios se compensan con altos volúmenes, lo que obliga a la realización de un mayor número de actos médicos por unidad de tiempo para mejorar rendimientos y registros.

La economía de mercado y la introducción de intermediarios con ánimo de lucro induce a anteponer la ganancia sobre los más altos preceptos de la ética en el ejercicio de la medicina que ya está seriamente afectada como profesión y ciencia.

  1. Que es necesario que CONFEMEL pase de las declaraciones a desarrollar acciones que con la participación de nuestras organizaciones se proponga modificar el curso de los acontecimientos acorde a la misión que le reconoce la Constitución y las Leyes de cada uno de nuestros países y la esencia ética y deontológica de nuestra profesión.

La Asamblea de CONFEMEL acuerda

  1. Ratificar la Declaración de Porlamar: LA PROFESIÓN MÉDICA EN DEFENSA DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD de mayo de 1998 y la Declaración de su I Asamblea General sobre LA REFORMA DE LA SALUD Y LA SEGURIDAD SOCIAL en Diciembre de 1998 en Santiago de Chile y en especial reafirmar el compromiso con la defensa, el fortalecimiento y el perfeccionamiento de la democracia en América Latina y el Caribe rechazando de toda forma de autoritarismo y dictadura.

  2. Asumir el compromiso en cada uno de nuestros países de participar activamente en la proposición de lineamientos de políticas en salud y seguridad social concertadas con los movimientos cívicos, sociales, partidos políticos democráticos, iglesias, organizaciones profesionales, sindicales, populares y religiosas que superen el concepto reducido de sector para convertirse en políticas de Estado.
  3. Participar activamente en cada uno de nuestros países en defensa de la seguridad social y particularmente, del seguro social en salud, oponiéndose a todo modelo que desvirtué su esencia doctrinaria. En tal sentido rechazamos las políticas de “ajuste de la reforma” que apuntan a consolidar el modelo afectando más los derechos de la población. Por tanto, respaldamos a las organizaciones de Chile, Colombia y Perú en su incansable lucha por rescatar la vigencia y desarrollo de una auténtica política de seguridad social integral; así como la de los médicos de Honduras, El Salvador, Venezuela, Ecuador y Argentina por impedir la aplicación del modelo contrario a los principios de la seguridad social.
  4. Asumir como meta de CONFEMEL y de las organizaciones médicas de incluir el logro en cada país, así como en los foros y convenios internacionales. Un PACTO SOCIAL que contenga como meta la universalización de la Seguridad Social en Salud en el próximo quinquenio 2000-2005, que garantice el libre y oportuno acceso a los servicios de salud, acorde con las necesidades de las personas y sin costo adicional alguno, en el momento de la atención. Para ello es necesario luchar por:
  • Preservar la soberanía de nuestros países en el diseño de sus políticas sociales que deben ser a largo plazo, continuidad garantizada y sostenibles en el tiempo. La CONFEMEL no acepta que se sacrifique la política social de un Estado, para privilegiar el pago de la deuda externa.
  • El cambio de deuda externa por inversión en salud y seguridad social.
  • El incremento progresivo del financiamiento fiscal en salud y educación.
  • Retomar y afianzar el rol del sector de los Ministerios de Salud o instancias gubernativas similares, máximas autoridades sanitarias, responsables de la administración y financiamiento de los programas (especiales) de fomento, promoción de la salud y prevención de la enfermedad.
  • El desarrollo de las condiciones de vida y de trabajo en el sector de la salud.
  • Preservar la relación médico-paciente como el eje central de la profesión médica, para incentivar la calidad y la humanización en la prestación de los servicios.
  • Regular estrictamente la calidad, comercialización, precio y uso de los medicamentos en su denominación genérica común internacional, garantizando el libre acceso a ellos.
5. Encargar al Comité Ejecutivo de la CONFEMEL, en coordinación con la comisión permanente de Salud y Seguridad Social, la elaboración con carácter prioritario de los lineamientos de un modelo de Seguridad Social que responda a las realidades de los países de América Latina, inspirado en sus principios universales, a partir de las propuestas que deberán enviar en el curso de los próximos tres meses, los países filiales de CONFEMEL. 6. Con ocasión de celebrarse durante el próximo mes de abril del año 2000 la cumbre de Presidentes en Cuba, la CONFEMEL insta a todas sus organizaciones filiales a preparar manifestaciones públicas y movilizaciones en torno a expresar el rechazo a las políticas de libre mercado aplicadas al sector de la Salud y en defensa de la Salud Pública y la Seguridad Social Integral y Solidaria. Encargar al Comité Ejecutivo la coordinación y organización de estas actividades.

Santa Marta, Colombia, Diciembre 9, 10 y 11 de 1999.

Comisión Temática N° 2 Educación Médica Continua, Certificación y Recertificación.

Responsable: Argentina. Presidente: Gerardo Ríos García (Bolivia) Secretaria: Pura de Méndez (Venezuela) Relator: Carlos Orduz García (Colombia) Participantes Jorge Ochoa (Argentina) Luis Mazzuccolo (Argentina) Orlando A. Santi (Argentina) Ruben Tucci (Argentina) Gerardo Ríos García (Bolivia) Marco Antonio Becker (Brasil) Carlos Duque M. (Colombia) Carlos Orduz García (Colombia) Carlos Paz Munares (Colombia) Gustavo González G. (Colombia) Claude Surena (Haití) Julio Castro (Perú) Eduardo Ferreira (Uruguay) Pura S. De Méndez (Venezuela) Julio C. Castellanos (Cuba) -observador-

En la tercera Asamblea de la Confederación Médica Latinoamericana se ha continuado avanzando en la reflexión y precisión de conceptos acerca de varios problemas en los cuales se han visto involucrados, en diferentes países -los médicos-, principalmente producto del proceso general de la globalización de la economía mundial, bajo el ordenamiento del mercado. A partir de la declaración de mayo de 1998, la Confederación ha orientado su actividad en defensa de la “seguridad social en salud como derecho de las personas en la cual la economía está al servicio del hombre y no el hombre al servicio de la economía”. En este sentido la solución efectiva de los problemas de salud del total de población de cada país requiere una alta calidad de profesionales médicos suficientemente adiestrados por facultades de medicina con recursos y campos de práctica adecuados.

El aumento indiscriminado de facultades de medicina, el número de estudiantes y de médicos ha deteriorado gravemente la calidad de muchos, en detrimento de la atención y poniendo en peligro y riesgo de la población. Con este tipo de política se ha deteriorado el ejercicio de la profesión médica, de la relación médico-paciente y se han envilecido las condiciones de vida de los médicos. Frente a esta situación se hace necesario que las organizaciones médicas tomen posición acerca de temas tales como la acreditación de las facultades de medicina, la evaluación de la educación médica, la certificación y recertificación médica, para recomendar una salida coherente en estos aspectos.

La regulación del número de facultades de medicina en cada país, el número de estudiantes, el número de especialistas debe orientarse por las necesidades socio-sanitarias de cada uno de ellos y condiciones formativas de cada facultad; en todo caso debe planificarse teniendo en cuenta a su vez, la necesidad de conservar o incluso mejorar la calidad de los profesionales, y la equidad de oportunidades de las personas que quieran acceder a tales programas.

Es recomendable que se evalúen las facultades de medicina con respecto a criterios, que preserven la calidad de sus médicos; este proceso deberá hacerse en todas las facultades tanto públicas como privadas y su regulación debe hacerse por parte del Estado.

Existen diferentes países con variadas formas de denominaciones de los títulos o certificados que avalan el ejercicio de los médicos. Estas realidades dificultan estructurar orientaciones específicas sobre este tema; es necesario continuar avanzando en la precisión sobre el particular en el futuro próximo, en todo caso sería preferible que los criterios de certificación de especialidades fueran dictados por las organizaciones médicas.

La recertificación debe realizarse mediante los programas de educación médica continua, como proceso autónomo, voluntario y gratuito el cual tiene como finalidad mejorar la capacitación y las condiciones del ejercicio profesional y no como se ha pretendido con fines punitivos.

Otro aspecto en el cual debe continuar avanzándose es en el desarrollo de convenios de formación entre países, en materia de cupos y de migración de médicos y especialistas, para lo cual debe lograrse la participación y el compromiso de todos los países latinoamericanos en la Confemel; además debe organizarse una red de información permanente acerca de facultades de medicina, cuáles profesionales médicos y especialistas han sido reconocidos y acreditados en cada país.

La eficacia en el logro de tales directrices, requiere que las organizaciones médicas se conviertan en interlocutores válidos e intervengan activamente en el ámbito de l apolítica nacional de cada uno de los países, con el fin de ser factor determinante en la definición de la legislación que hagan obligatorias tales orientaciones.

La Comisión finalmente hace las siguientes recomendaciones a la Plenaria:

  1. Promover la ampliación de un sistema de seguridad social en salud en todos los países, con miras a la atención para todos con calidad y en igualdad de condiciones.
  2. Impulsar la regulación estatal de las facultades de medicina.
  3. Suspender la creación de nuevas facultades de medicina, tanto públicas como privadas, hasta tanto no se acrediten las ya existentes y se justifique la creación de las futuras.
  4. Impulsar la participación de los médicos y sus organizaciones en la actividad política con el fin de lograr el cumplimiento de las presentes orientaciones.

Comisión Temática N° 3 Ejercicio Profesional y Trabajo

Coordinador: Genario Alves Barbosa (Brasil) Relatores: Jaime E. Cuervo Saavedra (Colombia) Isaías Peñaloza (Perú)

Integrantes:

Luis de Inocentis (Argentina) Mauricio Eskinazi (Argentina) Ruben Torticarelli (Argentina) Zacarías Crespo Villegas (Bolivia) David Miguel Cardoso Filho (Brasil) Hernán Santos Santos (Colombia) Miguel Delgado Ramírez (Colombia) Miguel García (Colombia) Pastor Llanos Peláez (Colombia) Douglas León Natera (Venezuela)

Ejercicio Profesional y Trabajo Comisión Temática N° 3

Después de oír los informes sobre la situación del trabajo médico de los países de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, observamos el continuo y progresivo deterioro de las condiciones del ejercicio profesional en la mayoría de los países de la región.

Como hechos fundamentales se aprecia:

  1. El proceso de flexibilización laboral avanza por vía legislativa, imponiendo las condiciones necesarias para la explotación del trabajo médico por instituciones bien sean del orden privado ó público por las consecuencias que enunciamos:
  1. Disminución del salario real.
  2. Necesidad del mulitempleo, con incremento de la jornada laboral y disminución del tiempo de descanso y capacitación.
  3. Disminución de la estabilidad laboral.
  4. Abolición de la Carrera Médica o Carrera Administrativa.
  5. Deterioro en los regímenes profesionales con aumento en los requisitos y disminución en los beneficios. Esto incluye deterioro de los derechos para los actuales pensionados en algunos países.
  6. Pérdida de los beneficios de la Seguridad Social en salud, pensiones, riesgos profesionales y las demás prestaciones sociales como cesantías y vacaciones. Flexibilización laboral. D. Civil, Derecho laboral.
  1. Proliferación de facultades de Medicina la cual produce una desregulación del número de médicos y disminuye la calidad de la formación profesional, por falta de control del Estado sobre requisitos para las nuevas Escuelas o Facultades de Medicina, la mayor parte del sector privado.
  2. Inadecuada distribución del recurso médico con tendencia a la concentración del mismo en las capitales y grandes ciudades, producto de las políticas centralistas de los diferentes estados y la falta de estímulo para ejercer en Provincia.
  3. Incremento de las acciones jurídicas en contra de los médicos, derivadas del ejercicio profesional, a nivel de responsabilidad ética, civil, penal y administrativa.
  4. Se recibió información concreta de la delegación del Brasil, acerca de la expedición de un decreto ley que permite a médicos cubanos ejercer profesionalmente en Brasil sin requisito ni restricción alguna.

En consecuencia, la Comisión considera vigentes en su integridad los 18 puntos de la Declaración de Santiago de Chile en 1998 y lamenta el no cumplimiento de las recomendaciones de dicha reunión.

La Comisión propone las siguientes acciones:

  1. Rechazar el decreto próximo a expedirse en Brasil, que deteriora el valor del trabajo médico y acentúa en forma acelerada la pérdida de las condiciones de trabajo y de vida de los colegas en este país. Ampliarlo a otros países Colombia, Venezuela (Turismo en salud) también son explotados.
  2. Propone una acción directa de CONFEMEL con el Gobierno de los dos países Cuba y Brasil para evitar la implementación de este convenio y similares en el futuro. Ejercer la profesión de acuerdo a las normas de cada país.
  3. Realización del evento de análisis técnico de las condiciones y medio ambiente de trabajo médico, enfatizando la relación laboral para el mes de mayo del año 2000, en fecha cercana al día universal del trabajo.
  4. Simultáneamente organizar para esta fecha una jornada de protesta a nivel de la región.
  5. Evaluar el cumplimiento de cada uno de los puntos de la Declaración de Santiago de Chile sobre “la situación y perspectiva del trabajo médico público y privado” en diciembre de 1998.
  6. Expresar nuestra decidida solidaridad con el gremio médico de la República de El Salvador que acaba de efectuar una importante movilización en exigencia de sus derechos.
  7. Denunciar a través de los medios de comunicación la proliferación de industrias orientadas a la explotación de los médicos mediante la implementación de procesos jurídicos, patrocinadas por las compañías de seguros y abogados sin escrúpulos.
  8. Fomentar la creación de fondos para asumir la defensa de los médicos.
  9. Moción de felicitación a los médicos de Chile por su acción de protesta exitosa.
  10. Expresar la solidaridad y la intervención de CONFEMEL a favor de la solución al problema de disminución de las pensiones de los médicos cesantes peruanos de la Seguridad Social.

Comisión Temática N° 4 Ética, Bioética, Deontología Médica y Responsabilidad Profesional.

Responsable: Barrett Díaz (Uruguay) Secretario: Luiz Pereira (Brasil) Participantes: Carlos Berzain (Bolivia) Alfonso Moure Ramírez (Colombia) Sara Cuevas (Bolivia) Gentil Gómez Mejía (Colombia) Luiz Salvador de Miranda (Brasil) Gonzalo Velez (Colombia) Roberto D´Avila (Brasil) Hugo Rojas (Perú)

Declaración de Principios Éticos Fundamentales de CONFEMEL

Considerando:
  • Como esencial la integración entre las naciones a que pertenecemos los miembros de CONFEMEL, especialmente en el área de la salud.
  • A la salud como principio fundamental e indispensable de los demás componentes de la ciudadanía.
  • Que es derecho de cada individuo luchar por la democracia y por los derechos sociales.
  • Que el hombre no debe bajo ninguna circunstancia renunciar a los derechos básicos de la ciudadanía, que son: El derecho a la vida, a la libertad, a la salud, a la educación y a la seguridad personal.
  • Inaceptable bajo cualquier pretexto la violación de la integridad física y síquica de la persona.
  • A la medicina como una disciplina al servicio de la salud del ser humano y de la colectividad debiendo ser ejercida sin discriminación de cualquier naturaleza.
  • Los enunciados de los Códigos de Ética vigentes en los países integrantes de la CONFEMEL y los principios emanados de las convenciones, organizaciones y asambleas mundiales dedicadas a la promoción del bienestar humano.
  • El objetivo humanitario y deficiente de la medicina.
  • El acervo del conocimiento médico como patrimonio universal e inalienable de la humanidad.

Esta Asamblea resuelve enunciar los siguientes Principios Éticos Fundamentales:

  1. El objetivo de toda actividad del médico es la salud del ser humano en beneficio de lo cual deberá actuar con el máximo celo y lo mejor de su capacidad.
  2. El médico tiene absoluto respeto por la vida humana, actuando siempre en beneficio del paciente.
  3. No obstante debe tomar en consideración la existencia de otros principios morales -autonomía y justicia- fundamentales en la interacción de su trabajo con el enfermo, los familiares y la sociedad.
  4. La medicina no puede ser practicada con la intención primaria de comercio, ni el trabajo médico, debe ser objeto de explotación por terceros con fines de lucro, finalidad política o religiosa, ni de limitaciones que comprometan el ejercicio Ético de la profesión.
  5. Le cabe al médico ejercer la medicina sin sufrir ningún tipo de discriminación y rehusarse a ejercerla en lugares en locales impropios o indignos, desprovistos de las mínimas condiciones técnicas, de infraestructura y remuneración adecuada.
  6. Al médico le está vedado participar de la práctica de tortura u otras formas de trato degradantes, inhumanas o crueles, causantes de sufrimiento; estándole también vedado ser connivente con tales prácticas facilitando medios, instrumentos, sustancias o conocimientos que acareen o incurran daños físicos o síquicos a sus semejantes.
  7. Es derecho del paciente decidir libremente sobre la ejecución de prácticas diagnósticas terapéuticas.
  8. Los medios para una adecuada atención de la salud deben ser proporcionados por las instituciones o el Estado; es derecho del profesional y de pacientes contar con ellos y es deber del médico denunciar sus carencias.
  9. Debe ser imperativo ético el mejoramiento de la relación médico-paciente-familiar a través de una comunicación franca, oportuna y permanente. El médico puede rehusarse a prácticas que colisionen con los dictados de su conciencia, aún cuando estén autorizados por la ley, asegurando previamente la continuidad de los oportunos cuidados del paciente por parte de otro médico competente y dispuesto.
  10. Los pacientes tienen derecho a la atención integral de su salud, en forma afectuosa y sin recibir perjuicios derivados del acto médico; al fomento de su autonomía, a la confidencialidad e intimidad corporal y emocional. El médico y los pacientes deben ser veraces y respetar los acuerdos mutuos.
  11. Le está vedado al médico usar experimentalmente cualquier tipo de medios terapéuticos o diagnósticos no liberados al uso en su país, sin autorización de los organismos competentes y sin el consentimiento expreso del paciente o de su representante legal.
  12. Los conocimientos científicamente comprobados deben estar siempre al servicio del hombre. El médico tiene la obligación de divulgarlos, estándole vedado el privilegio de guardarlos para su uso personal, o restringir su utilización, en detrimento del bienestar de la humanidad.
  13. Los médicos deben respetar las normas éticas vigentes aplicándolas indivisible y coherentemente al individuo, las instituciones, y la sociedad donde ejerzan su profesión; así mismo deben colaborar con los objetivos sanitarios y asumir la cuota de responsabilidad en relación con la salud, educación sanitaria y campañas promotoras de salud.
  14. Las relaciones de los médicos entre sí y con los demás profesionales de la salud deben basarse en el respeto mutuo y la confraternidad en la libertad e independencia, buscando siempre el interés y el bienestar del paciente.

Declaración de la CONFEMEL sobre la Responsabilidad Legal en el Ejercicio de la Medicina.

La responsabilidad por actos sanitarios dañosos originados por los profesionales como por las instituciones asistenciales, constituyen un problema común para los países Latinoamericanos y del Caribe y preocupa a las instituciones representativas del quehacer médico, tanto en sus implicaciones en la atención de la salud de la población como por sus consecuencias sociales, jurídicas y económicas para los profesionales.

Existe diversidad de situaciones en los distintos países de la región, tanto por sus normas jurídicas como jurisprudenciales, así como variadas soluciones propuestas ante la creciente cantidad de demandas legales observada en los últimos años.

Para palear los innumerables problemas surgidos en esta área, se propone que CONFEMEL promueva algunas acciones imprescindibles:

  1. Formación médica continua a través de las actividades de postgrado médico; se considera que el mantenimiento de la actualización no solo es una obligación prestacional sino un imperativo ético.
  2. Mejoramiento de la relación médico paciente familiar a través de una comunicación franca, oportuna y permanente; se ha determinado que casi todas las demandas se originan una insuficiente y existente relación entre estos actores.
  3. Utilización sistemática del consentimiento idóneo y una comunicación clara, accesible, respetuosa de la autonomía del paciente.
  4. Elaboración de registros médicos adecuados, fundamentalmente la historia clínica del paciente, respetando celosamente la confidencialidad de los datos.
  5. Toma de conciencia de las propias limitaciones, realizando derivación oportuna e interconsulta profesional.
  6. Creación de grupos de trabajo en los establecimientos públicos y privados (comités de auditorías de historias clínicas o de ética y bioética) para la prevención de los riesgos legales del ejercicio profesional.

Por último se ha señalado y se reconoce como conveniente la intensificación de la organización de distintos tipos de eventos que consideren la temática de la responsabilidad profesional a nivel de las entidades representativas con la participación activa de los distintos actores de la cuestión: abogados, jueces, Ministerio Público, el Estado a través de las autoridades sanitarias, los distintos componentes del equipo de salud y representantes de los pacientes, constando con la colaboración de los medios de comunicación que muchas veces no tratan adecuadamente los temas de ésta naturaleza.

Estas declaraciones contienen los aspectos fundamentales de la Ética Médica y la Responsabilidad Profesional; y deberán enriquecerse en sucesivas Asambleas de CONFEMEL. A tales efectos la Comisión considera imprescindible el efectivo funcionamiento de los Comités de Ética Médica y Legislación Médica, establecidos en el Artículo 13 de Estatuto.

Comisión Temática N° 5 Bienestar Social Médico y Varios

Presidente: Eduardo Welch (Chile) Coordinador: Vicente Gutierrez (Bolivia) Relator: Pompeyo Cárdenas (Venezuela)

Asistentes: Jorge López Bernabé (Argentina) Claude Surena (Haití) Claudio Balduinosout Fanen (Brasil) Luis Flores Paredes (Perú) Edisson Quiros Caro (Colombia) Alfredo Bemergui (Venezuela) Eduardo Mendoza (Colombia) Rafael Méndez (Venezuela)

Se propone a la Asamblea las Siguientes Resoluciones:

  1. Ampliar el nombre de la Comisión con la palabra “Vinculación” de tal manera que en adelante se llame Comité de Bienestar Social y Vinculación Médica.
  2. Recomendar a los miembros de CONFEMEL que incluyan en sus objetivos, la preocupación por el bienestar de los médicos, a través de medidas concretas con zonas turísticas para alojamiento y dedicar los recursos necesarios para incrementar el turismo y asistencia a eventos científicos entre los médicos latinoamericanos.
  3. Recomendar la no aceptación de seguros médicos de protección en casos de responsabilidad médica, provenientes del sector privado.
  4. Recomienda nominar en la asamblea a los representantes de cada país ante CONFEMEL, del Comité de Bienestar Social y Vinculación Médica.
  5. Ratificar la resolución de Santiago de denominar de casa amiga de los médicos, las sedes de las organizaciones médicas de Latinoamérica.
  6. Con relación al anteproyecto “Programa de intercambio cultural y médico familiar latinoamericano”, aprobado en la Asamblea de Santiago 98, se recomienda la reglamentación de esta programa por parte del Comité de Bienestar Social y Vinculación Médica. Asimismo, se recomienda suscribir convenios entre organizaciones para la utilización de intercambios socio culturales y turístico del uso de sedes vacacionales.
  7. Se propone a la plenaria una Resolución que rija el protocolo de las asambleas ordinarias y extraordinaria de la siguiente manera:
    1. La instalación de la asamblea se regirá por el siguiente orden y bajo la moderación del secretario general de la organización:

a.1- Conformación del presidium por el Comité Ejecutivo urgente, autoridades gubernamentales del país sede y autoridades jerárquicas representativas de organizaciones afiliadas a CONFEMEL como miembros activos o fundadores, pertenecientes al país sede. a.2- Himno nacional del país sede de la asamblea. Himno de CONFEMEL (si existiere) Himno de las organizaciones anfitrionas. a.3- Palabras de bienvenida de la organización sede. a.4- Palabras del representante gubernamental de mayor jerarquía del país sede. a.5- Palabras de instalación del Presidente de CONFEMEL.

    1. La sesión de clausura se regirá por el anterior régimen con las siguientes adiciones.

b.1- Palabras del presidente saliente. b.2- Clausura de la Asamblea por el presidente electo.

  1. En aquellos países que oficialmente posean protocolos gubernamentales, podrán regirse por el mismo, sin menoscabo de lo establecido en los estatutos de CONFEMEL.
  1. Se recomienda a la plenaria de la asamblea aprobar la obligatoriedad, por parte de los países miembros de CONFEMEL a través de sus organizaciones, de publicar todas las resoluciones aprobadas, con especial énfasis en aquellas que emplean apoyos solidarios o declaraciones doctrinarios y que todas sean enviadas a las organizaciones gubernamentales de cada país.
  2. Se recomienda a la plenaria con relación a las resoluciones aprobadas en Santiago de Chile 98, mantener su vigencia y por lo tanto sean ratificadas por la Asamblea Santa Marta 99 y puesta en práctica por los países miembros de la Confederación.
  3. Se ponen en consideración para la asamblea las siguientes resoluciones consignadas por países miembros de CONFEMEL (Ver Anexos)
  4. El Comité solicita apoyo para los colegas salvadoreños en sus demandas de reivindicación del derecho al trabajo y la defensa de las instituciones de seguridad social.
  5. Dando cumplimiento a la decisión de la asamblea de llevar al Comité de Bienestar Social y varios la discusión del tema de reforma estatutaria, la cual se realizó sin llegar a ninguna recomendación específica.
  6. Proponer a la Asamblea la realización de jornadas deportivas nacionales en cada país miembro de CONFEMEL.
  7. Se propone la creación de una Comisión de Artes que vincule en cada país a todos los médicos interesados en dicho aspecto, se propone designar al Dr. Eduardo Welch de Chile como coordinador.

Bolivia Proyecto de Resolución

Considerando

Que en conocimiento de la promulgación de la ley del funcionario público por el Gobierno de la República de Bolivia que vulnera los derechos laborales y la vigencia de las entidades colegiales sindicales de los profesionales médicos de este país, la III Asamblea Ordinaria de CONFEMEL realizada en la ciudad de Santa Marta, Colombia, los días 9,10, 11 y 12 de diciembre de 1999.

Resuelve:
  1. Otorgar su apoyo moral y material al Colegio Médico de Bolivia frente a medidas que atenten la estabilidad de sus afiliados y los derechos adquiridos.
  2. Rechazar toda acción que ponga en riesgo la continuidad de los organismos de agremiación médica.
  3. Declarar estado de emergencia en todos los organismos afiliados a CONFEMEL, hasta la derogación de esta norma.

Dado en la ciudad de Santa Marta, Colombia a los diez (10) días del mes e diciembre de 1999.

Chile Proyecto de Resolución

CONFEMEL entrega su irrestricto apoyo al Colegio Médico de Chile en su lucha por la recuperación de la tuición Ética y la colegiatura obligatoria, además de la obtención de remuneraciones adecuadas para los médicos de horario diurno de los servicios públicos de salud.

Venezuela

La Confederación Médica Latinoamericana y del Caribe (CONFEMEL) expresa su rechazo a la tendencia generalizada dirigida a excluir la colegiación obligatoria como requisito para el ejercicio de la profesión médica. Tal actitud está dirigida a impedir formas de organización sólidas que permitan a los médicos defender con firmeza los intereses gremiales, objetivo concordante con el compromiso que los estados han asumido con las recetas que se dirigen a limitar las posibilidades de acción de las organizaciones sociales intermedias como instrumentos de los trabajadores. El proceder que cuestionamos deja de lado la significación que la colegiación para la propia comunidad. Sin dudas el control ético de la calidad del ejercicio que los propios integrantes del gremio pueden ejercer no puede ser suplido por un procedimiento distinto dependiente del Estado; de modo que resulta del interés para la propia comunidad promover y mantener la colgiación obligatoria.

Rechazamos muy específicamente el ataque a la colegiación en Bolivia y Honduras y el retroceso propuesto en Venezuela en donde se quita el rango constitucional que estaba consagrado.

Apoyamos asimismo los reclamos del Colegio Médico de Chile por recuperar el control ético del ejercicio profesional. En fin, reclamamos como objetivo prioritario en todos los países lograr y mantener la colegiación obligatoria.

Chile Proyecto de Resolución

Vistos y Considerandos:

Que, diversas instituciones supranacionales dentro del fenómeno de globalización como fenómeno político, social y económico impone normas y leyes en nuestros respectivos países.

Que estas leyes en el área médica y social, tienen un alto componente de influencia económica y social en la atención de la salud de nuestros pueblos.

Que es necesario utilizar sistemas de información que nos permita, estar atento a los cambios que se producen en nuestros países.

Que la existencia y la información oportuna se hace necesario en estos momentos de cambios en la seguridad social y salud de nuestras naciones.

La II Asamblea de la Confederación Médica Latinoamericana resuelve:

  1. Crear el Banco de Datos y documentación.
  2. Insertar en el mismo, las leyes y documentos referentes a Salud de cada uno de nuestros países.
  3. Insertar esta Base de Datos en la página que la Confederación tiene en Internet.
  4. Exigir a cada país, la presentación en un término de 90 días, de los documentos a que se hace referencia.

Es dado en la sala de reuniones de la III Asamblea de la Confederación Médica Latinoamericana

Proyecto de Resolución

Visto y considerando:

La importancia del fortalecimiento de las organizaciones médicas en el continente Latinoamericano fundamentalmente en momentos de reformas a la salud y la seguridad social.

La importancia de contar con dirigentes que interpreten adecuadamente las situaciones que se viven actualmente.

La necesidad de aumentar e incentivar nuevos líderes, adecuadamente formados.

La necesidad de transmitir a través del tiempo, los hechos históricos, que sirven de guía y de fuerza en las acciones actuales.

La II Asamblea General de la Confederación Médica Latinoamericana resuelve:
  1. Recomendar a las organizaciones médicas afiliadas, la realización de cursos de capacitación gremial, a todos los niveles de organización interna, fundamentalmente en el de la dirigencia nacional.
  2. Recomendar que los cursos tengan cierta perioricidad y secuencia en beneficio de la institución, agremiados y sociedad toda.
  3. Procurar que la capacidad gremial, abarque temas de seguridad social, agremiación, ética, bioética y realidad latinoamericana.
  4. Instar y recomendar a las organizaciones médicas, que esta capacitación sea insertada en sus instrumentos normativos, como requisito para acceder a cargos dirigenciales.
Colombia, 10 de diciembre de 1999.

Unidad de Estudios Médico Sociales en Latinoamérica

Unidad de Apoyo a CONFEMEL y Gremios Médicos.

Consideraciones:

La necesidad de contar con una unidad, que cumpla un rol de análisis y propuestas de las diversas situaciones que confrontan los países latinoamericanos en materia de Salud.

La invalorable oportunidad de contar con personas, cuya experiencia en el ámbito médico, a través de su paso por la dirigencia médica nacional o latinoamericana, en la formulación de propuestas de desarrollo en los temas de salud de nuestros países.

La seguridad que el espíritu de servicio de la dirigencia latinoamericana, debe continuar después de cumplir gestiones institucionales, en una instancia de incorporación voluntaria y sin la necesidad de la representación institucional.

La importancia de contar con una instancia que refuerce el pensamiento y valorización de la de la historia, actitud que sin duda contribuirá a fortalecer las organizaciones médicas de Latinoamérica y de la Confederación Médica Latinoamericana.

La oportunidad de brindar a CONFEMEL y a sus organizaciones, ideas y proyectos que permitan contribuir al desarrollo de sus encuentros.

La excepcional situación, que el contacto personal establecido a la fecha y el conocimiento de las acciones realizadas por cada uno de los miembros de esta unidad en los encuentros realizados, permite adelantar una importante contribución a los propósitos sugeridos.

La importancia de contar con el denominado “Capital Semilla”, en la continuidad de pensamiento de los propósitos de la Confederación Médica Latinoamericana, en los diversos países que conforman Latinoamérica.

El intercambio de opiniones e información en el ámbito latinoamericano que contribuya a una mayor comprensión de las acciones y recomendaciones que impulsan los organismos internacionales, en el tema Salud.

La II Asamblea de la Confederación Médica Latinoamericana y del Caribe, resuelve:

  1. Crear la Unidad de Estudios Médico-Sociales, como una instancia de consulta, asesoramiento y elaboración de ideas y proyectos a ser consideradas y utilizadas por los gremios médicos y por CONFEMEL.
  2. Solicitar e invitar a los ex dirigentes de CONFEMEL y de los gremios médicos, participar y contribuir con su experiencia y conocimientos, en la conformación de esta instancia de CONFEMEL.
  3. Invitar a médicos destacados e interesados, miembros de las organziaciones médicas gremiales a sumarse a esta instancia de CONFEMEL.
  4. Instruir a todas las instituciones médicas latinoamericanas, la organización, funcionamiento y vigencia de esta unidad de estudios médicos – sociales en el seno de su organización.
  5. Instruir a todas las organizaciones gremiales, el contribuir con los espacios físicos necesarios e instrumentos de comunicación para lograr la plena funcionalidad de esta instancia.
  6. Hacer conocer a los miembros de CONFEMEL, la creación de esta unidad y la nómina de sus respectivos miembros en cada país.
  7. Instruir al Comité Ejecutivo de CONFEMEL, el seguimiento adecuado e intercambio de información con esta instancia. Se recomienda designar al Dr. Vicente Gutiérrez Gutiérrez como Secretario Técnico de la unidad y adjunto a la misma al Dr. Pompeyo Cárdenas.

Es dado en la Sala de reuniones de la II Asamblea de CONFEMEL.

Bogotá, Colombia 11 de diciembre de 1999.

Colombia

Rechazar enérgicamente el secuestro del Dr. Suárez, anestesiólogo delegado nacional de ASMEDAS y exigir su pronta e incondicional liberación.

Lo mismo que de todos los médicos y personal de la salud actualmente secuestrados y exigir su garantía y respeto para el ejercicio profesional en las áreas de conflicto.

Honduras Proyecto de Resolución

Considerando:

Que hemos conocido la situación por la que atraviesa el Instituto Hondureño de Seguridad Social IHSS.

Que es justa la lucha que han iniciado el Colegio Médico de Honduras, la Asociación Médica del Instituto Hondureño de Seguridad Social AMIHSS y el Sindicato de Trabajadores del IHS: SITRAIHSS y otras organizaciones de Honduras para salvaguardar la existencia del Instituto Hondureño de Seguridad Social.

Confemel Acuerda:
  1. Respaldar las acciones que realizan los médicos trabajadores hondureños para garantizar la Seguridad Social y salvaguarda la existencia del Instituto Hondureño de Seguridad Social.
  2. Incitar al gobierno de la República y a las organizaciones del país a fortalecer la Seguridad Social y fortalecer técnica y financieramente el Instituto Hondureño de Seguridad Social.
Dado en Santa Marta, Colombia a los 10 días del mes de diciembre de 1999.

Perú

Considerando:

Que continúan las agresiones contra los médicos y trabajadores del Seguro Social del Perú, con frecuentes despidos y desconocimiento de los derechos laborales.

Que de manera ilegal y arbitraria se continúan desconociendo los derechos humanos de los Médicos Cesantes y Jubilados del Seguro Social del Perú.

Acuerda:

  1. Expresar respaldo y solidaridad al Colegio Médico, Federación Médica y Asociación de Médicos del Seguro Social en Perú en la lucha que desarrollan por los derechos funcionarios de cesantes y jubilados y la estabilidad laboral.
  2. Solicitar a las autoridades peruanas el cese de las agresiones el respeto a la ley y a los derechos de los profesionales médicos y demás trabajadores del Seguro Social.
Dado en Santa Marta, Colombia a los 10 días del mes de diciembre de 1999.